vasillos voladores


Economía de pulgas by Constanza es Cuática
21 junio, 2011, 2:38 pm
Filed under: aquí, en directo

plan estratégico de empresa by lékué

Me ocupa y me preocupa la explosión emprendedora de este país. No tengo vocación de ceniza, y precisamente mi naturaleza autónoma debería frenar estos pensamientos negativos que tengo, pero me aterra ver como todos los gobiernos existentes (el central, el autonómico, el municipal y hasta el más primitivo, el de la república independiente de nuestras casas ejercido por padres y madres o esposos y esposas) tienen una enfermiza obsesión en que nosotros, simples mortales educados en la era del funcionariado, seamos exitosos empresarios.

En el papel, que todo lo aguanta, tenemos un escenario perfecto: los garages explotan de nuevos proyectos, se consigue el pleno empleo y España se sitúa por delante de Estados Unidos en iniciativa emprendedora. Pues yo no lo veo tan claro. ¿Y quien soy yo? Nadie, claro. O sí. Soy otra pulga económica. Una más de los 13.543.674 proyectos emprendedores que se deben estar creando en este mismísimo instante en España. ¿Sirve de algo tanta promoción de la iniciativa emprendedora si acabaremos todos siendo empleados de nosotros mismos sin capacidad de generar una economía a gran escala?

Paseando por el BizBarcelona tuve momentos de auténtica desazón. Ver un mural lleno, pero literalmente lleno de tarjetas de profesionales freelance que ofrecen sus servcios de diseño gráfico, webs, comunicación, marketing, etc. desespera a cualquiera. Pero también vi luces al final del túnel, como la charla de Xavier Costa, fundador de Lékué, que cautivó a la audiencia con sus planes estratégicos inspirados en estética de parvulario y con sus arengas a divertirse haciendo negocios. Las ganas de enchufarle mi CV a punto estuvieron de poner en riesgo mi incipiente carrera autónoma. Vaya fracaso de emprendedora que casi soy.

Entonces… ¿Cómo convertirse en verdaderamente grande? ¿Cómo mutar desde el microproyecto hacia una verdadera economía emprendedora? Aún no lo tengo claro, pero por allá arriba, los que se están gastando el dinero empeñados en que emprendamos ya lo deberían estar pensando. Sería demasiado, demasiado, saltar de la sarten de esta crisis para caer en el fuego de otra. Yo, por lo pronto, no me quiero quemar que lo suyo duele, así que sigo pensando. Y emprendiendo, claro.

Anuncios


viaje minimal by Constanza es Cuática
15 junio, 2011, 11:03 pm
Filed under: hey mr. dj put a record on

Viva el do-it-yourself! Vivan las angustias, lo de crear y publicar ahora ¡ya! Viva la autoedición de lo que se nos ocurra y los creative commons por democráticos. Abajo las reclusiones eternas para la creación de un disco, abajo el estudio de manchester, el productor de jarenahuer y todas las demás florituras que retrasen un segundo la publicación del material.

Viaje minimal es el primer tema de un talento musical por descubrir. Se inspira en clave electrónica en un día cualquiera de él mismo, que es un ciudadano cualquiera. Si triunfó Harvey Pekar con su American Splendor ¿por qué no ha de triunfar un temazo como éste?

Próximamente más micro lanzamientos musicales.



Las cosas perfectas (I) by Constanza es Cuática
11 junio, 2011, 1:36 pm
Filed under: packs articulados

banco de plaza perfecto

El banco de plaza perfecto es aquel que con su suave perfil y redondeces recoge las curvas de un cuerpo que necesita un alto del camino. Tiene un inclinación de respaldo ligeramente obtusa, lo que permite reposar la espalda sin cargar la zona donde ésta se acaba, y en el pueden descansar cuatro personas perfectamente sentadas, pero dos cómodamente ubicadas, una en cada extremo del banco reservando una distancia lo suficientemente amplia como para no estorbarse, lo suficientemente justa como para sentirse acompañado.

Suele ser de recia madera, la que al estar bien dispuesta anula toda su dureza dando paso a un inusitado confort que en sí contiene la medida justa de la brevedad: permite descansar el tiempo demandado y activa las alarmas de la incomodidad en caso de exceso, lo que evita caer en el innecesario apalancamiento.

Indispensablemente cuenta con dos brazos laterales, los que serán de cualquier material existente en el mundo excepto de hierro, para no enfriar el brazo del incauto agotado en épocas de temperatura baja, y se utilizarán como reposo de las hojas pares del periódico en caso de optar por el costado izquierdo, o impares del mismo en caso de utilizar el derecho.

No huele a nada y es del color que el entorno le autorice. Tiene la altura precisa que permite sentarse sin dejar de tener contacto físico con la tierra, aunque si se retrocede un poco, o se sitúa el cuerpo ligeramente en diagonal, permite el balanceo de uno o ambos pies a ritmo innegablemente ocioso. Está mirando al sol, siempre dando la espalda a la calle e ignorando cualquier otro desarreglo estético que turbe el mejor de los descansos, ya sea ropa colgada, vallas publicitarias o cables eléctricos. Se sitúa justo debajo de una árbol que da algo de sombra pero que no lo cubre completamente, por lo que en un primer encuentro es posible elegir a qué temperatura se hará el reposo, ya que otra de las características del banco de plaza perfecto es que esté absolutamente vacío, a la espera de ser utilizado sólo por quien ha decidido dejarse acoger por tan exquisito asiento.

txt: Constanza Saavedra
ilu: Mayra Aguilar



Remember when by Constanza es Cuática
9 junio, 2011, 10:59 am
Filed under: en tránsito

skater

Qué imagen tan irreal. No tengo conciencia de hace cuánto tiempo no hablo desde una cabina telefónica. Es más. No sé a ciencia cierta cuándo fue la última vez que vi a alguien utilizando una. Hasta ayer, claro.

Fue como si me hubiese topado con un ser de otro planeta. Entre el desconcierto inicial y la sorpresa inmediatamente posterior se abrió paso LA pregunta: ¿Por qué? Se dejó el móvil en casa, pensé… No, no puede ser. Si me dejo el móvil no me puedo llamar ni a mi misma, porque si algo tiene esto de ser humanos a un teléfono pegados es que la memoria se ha desentrenado y no recordamos, prácticamente, ningún número.

Está llamando a un número eroticón porque en su casa no tiene la intimidad necesaria para disfrutar. Pero tampoco, porque esos números son caros y no es plan dejarse el sueldo, o la semanada, en la cabina. ¿Alguien le habrá explicado que años atrás las cabinas se utilizaban, y que era una experiencia religiosa hablar de tus cosas más privadas en medio del bullicio de la salvaje ciudad? En un mundo ávido de nuevas sensaciones, seguramente, ésta es la respuesta que más encaja con una imagen tan desconcertante como la de un skater, repito, un skater, hablando por un teléfono público.

No entiendo muy bien los mecanismos de caducidad de las cosas y me inquieta pensar hasta cuando habrán cabinas plantadas por las calles. Vi al skater al teléfono y me vino como una nostalgia tonta de lo que era y ya no es. No es pena. Simplemente sorpresa por lo rápido que va todo esto.



Combinaciones imposibles by Constanza es Cuática
4 junio, 2011, 11:01 am
Filed under: hey mr. dj put a record on

Mientras Coldplay incorpora a los primeros acordes de su último single las notas del imborrable hit parade “Ritmo de la noche” (en homenaje, se dice, a ese gran performer del piano que es Peter Allen y no por ansias de seguir los pasos de Georgie Dann como referente del verano, claro), Jack White trabaja con Norah Jones ¡¡con Nori!! en Rome, un LP firmado por Danger Mouse & Daniele Luppi en homenaje al cine italiano de los 50 y 60. Estoy impactada.



Su pirulo by Constanza es Cuática
4 junio, 2011, 10:32 am
Filed under: aquí, en directo

Gonzalo Anes, director de la Real Academia de la Historia (me niego a linkarla) y responsable del ‘Diccionario Biográfico Español’, me indigesta el desayuno. No hay derecho.

Confiesa que aún no ha leído la biografía de Franco recogida en la obra de referencia de su institución. Por eso no se ha percatado que el texto omite la palabra dictador. Admite que, pese a los 6,5 millones de euros de subvención para la redacción del diccionario, algunas biografías se han recogido de páginas webs. Acepta que habría sido necesario un mayor control al trabajo de los biógrafos, “pero no se hizo, y punto”. Cree que las mujeres deberían ocupar una presencia más destacada en la Academia que dirige porque las hay muy preparadas, “aunque menos que los hombres”. ¿Por qué? Obvio: “Un historiador necesita disponer de muchas horas para documentarse en los archivos. Y por desgracia, en las mujeres esas miles de horas están dedicadas a criar a sus hijos y a ser amas de casa”.



Porqué mato las plantas by Constanza es Cuática
1 junio, 2011, 7:21 pm
Filed under: aquí, en directo

agonia

  1. Porque las quiero. Las quiero, las riego, y mueren ahogadas. Ese es el principal motivo. Porque mi amor no entiende de leyes físicas sobre la capacidad de absorción de los materiales. Las mato de amor, pero también de agua.
  2. Porque rezo poco y mal. Porque un día, cuando son bellas y brillantes, las miro y digo “qué bonitas”, pero de inmediato me entra el pánico y rezo para mis adentros. Le pido a dios y a santa rita que les dé larga vida. Pero nada. Voy a probar rezar para afuera.
  3. Porque no son gitanas. Y sin embargo, yo las muevo varias veces al mes. Las muevo para que tengan más luz o menos aire impulsada por mi nulo criterio botánico. Ya lo dice la RAE: vegetal es el que no muda de lugar por impulso voluntario. Las mías mudan, y mueren, claro.