vasillos voladores


Bordado by Constanza es Cuática
19 octubre, 2011, 4:24 pm
Filed under: aquí, en directo

diamonds on my neck, diamonds on my grill (daniel kornrumpf)

Daniel Kornrumpf lo borda. Tal cual. Cuenta que en 2006, en la prehistoria de las redes sociales, navegaba compulsivamente por MySpace guardando en fotos de personas que se autorretrataban para su perfil. Con unos cuantos acumulados, decidió pintarlos. Cuando se le acabaron las ideas con el papel y el lápiz, decidió bordarlos. Explica que comenzó en parte aburrido, en parte como alegoría: esas caras anónimas pertenecían a un tejido social, y ahora, con el hilo, siguen siendo un tejido, dice. Personalmente, me gusta más la versión que no sabía qué hacer. A veces me pasa, pero a diferencia de él, aún no bordo nada. Todo llegará.

Anuncios


Caducidad by Constanza es Cuática
18 octubre, 2011, 4:26 pm
Filed under: aquí, en directo

El sábado por la noche, por cuestiones del directo, no pude ver las noticias en la TV. El domingo, por culpa del maldito directo otra vez, me perdí las de la hora de comer. Por la noche, ya un poco inquieta a causa de tanta desconexión informativa de la antigua, me senté a la vieja usanza en el sofá a esperar el Telediario, el de toda la vida. Llegó el sumario y de la manifestación del sábado en la tarde, nada. Nada de nada. Ni en la 1, ni en la 2, la 3, 4, 5 o en la 6. 24 horas despues de que miles de personas se pusieran de acuerdo para protestar por algo, en la TV no había absolutamente nada.

¿Con qué lógica funciona la caducidad de la información? Yo, que soy periodista, pensaba que tenía alguna idea del tema, pero por lo visto no me entero. Yo que me esperaba ver análisis, reacciones, comentarios, o por lo menos, otra crónica más sobre los carteles más originales de los manifestantes, vi exactamente nada. ¿Cuántas cosas más importantes que la crisis y el cabreo por la crisis pasan en  estos momentos en España? ETA, seguramente. Pocas más.

Es verdad que la información está en las redes. Quien quiere informa y se informa sin filtro alguno. Es verdad. Pero también es verdad que muchos aún no son verdaderos ciudadanos de este mundo conectado y que sólo enriquecen su pequeño universo a través de la TV. La misma en la que yo vi nada. Aunque tengan conexión a internet, aunque tengan iphone, aunque twiteen y se harten de “me gusta” en facebook, muchos saben lo que saben porque lo vieron por la tele. Y allí no había nada.

Una vez leí a un periodista iluminado que explicaba didácticamente que la actualidad informativa de los medios de comunicación convencionales es como una caja que se va llenando de información cada 24 horas. “Cuando se acaba el día, se tiene que vaciar para que tenga capacidad para volverse a llenar. Así se produce la magia de la información”, decía. De magia, nada. De timo, más. Que mientras se va llenando y vaciando, llenando y vaciando nadie se para a pensar qué ha pasado realmente, por qué ha pasado y qué pasará. Sólo se sabe que algo pasó. Y ya está.

Así nos va.



¿Y si mejor paso hambre? by Constanza es Cuática
11 octubre, 2011, 3:48 pm
Filed under: aquí, en directo

esclavos en el baño

Soy una neo Scarlett O’Hara. Sí. Tengo exactamente 34 esclavos trabajando para mí. Eso es lo que me ha dicho hoy www.slaveryfootprint.org. Me miro al espejo y no me quiero reconocer. Qué pena de tía, me digo bajito para no escucharme.

A través de una encuesta de gráfica encantadora y cautivante, que te obliga a repasar casi sin darte cuenta cuestiones tremendamente mundanas que se entremezclan con demoledores mensajes sobre el estado de la esclavitud en el mundo, voy tomando conciencia de cuánto de lo que yo hago está mal. Vamos, fatal. Pienso en cuántos zapatos de piel hay en mi armario o cuántas camisetas de esas hiperrespirables tengo para correr. Contesto que tengo el ipod que uso, el ipod que ya no uso,  el discman que jubilé, además de todo lo demás que se enchufa (un plasma, dos portátiles, un iMac, un iphone…).

Aún me falta comentar lo que hay en las baldas del lavabo o con qué comida lleno la nevera y siento vergüenza de la buena. No sé cómo deshacer el mal ya hecho, pero como tengo que liberar esclavos a toda costa, estoy dispuesta a pasar un poco de hambre y a ser menos moderna, que por lo visto lo soy.

Yo, que orgullosa estuve en la plaza indignándome, no me estaba dando cuenta del engendro en que me estaba convirtiendo. Qué pena de tía. De verdad.



Gracias por las cosas lindas by Constanza es Cuática
6 octubre, 2011, 7:47 am
Filed under: aquí, en directo

Mi primer ipod, mi último mac