vasillos voladores


derecho viejuno by Constanza es Cuática
1 marzo, 2012, 11:42 am
Filed under: aquí, en directo

chapado

Hoy, uno del tres del doce, entra irremediablemente en vigor la Ley de esa gran directora de cine que se presupone instruida en cuestiones de información online. La clave de la norma está en que cualquier titular de cualquier derecho de propiedad intelectual que se considere que su obra está siendo explotada sin su autorización por un tercero en una página web, puede abrir denuncia contra ella. El trámite puede acabar en un proceso de mediación y arbitraje, o bien, en la orden de cierre de la página web infractora por orden de una comisión que a día de hoy, uno del tres del doce, aún no se conoce quién forma parte de ella.

En Vasillos Voladores, donde la demagogia es actitud non grata y se simpatiza abiertamente con los derechos del autor, creemos que es un día triste. Triste porque los que legislan no consiguen ir al ritmo del mundo real y crean normas que intentan meter el mar en un vaso de agua. Triste porque algunos de los pseudo protegidos, los autores o los dueños del trabajo de esos autores, se empeñan en seguir sentados en el sofá mientras estiran la mano para recibir los beneficios de un trabajo más que amortizado. Hoy, uno del tres del doce, hay algunos que insisten en que todo siga igual. ¿Por qué la industria cultural a gran escala no piensa en serio cómo adaptarse a las nuevas formas de consumo de su público? Hasta ahora, en la mayoría de los casos, los esfuerzos se centran en que el calendario deje de avanzar, y por fortuna, eso no va a pasar.

La escena musical independiente es la muestra que la libre circulación de material no es la ruina de la creación: microgrupos que ponen su música a disposición en la red y que luego llenan salas con directos exquisitos gracias a una campaña de promoción online gratuita que ya se la quiseran la Universal o la Warner para el más cutre de los artistas de su catálogo. Cientos de groupies que se metieron la mano en el bolsillo y pagaron su entrada ¿Por qué? Por que por mucho que se hayan descargado gratuitamente el tema, lo del directo, no se reemplaza. Los beneficios casi completos al creador (no discográfica, no promotor ¡no reparto!)  y de paso un revival concertístico en toda regla.

Ahora que piensen un poco los de la industria del cine antes que las salas se vacíen más, los que escribimos y tenemos la manía de comer para vivir a pesar de que siguen cerrando periódicos, los que ilustran y tienen pánico al libro electrónico… Seguro que la fórmula de la felicidad existe, la manera en que todo el mundo conozca lo que haces, se sepa que lo haces tú, y se pague el precio justo por ello. Seguro no es tan dificil.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s